Creatividad para emprender, formación para sobrevivir

Creatividad para emprender, formación para sobrevivirEmprender es una actitud y una forma de comprender la realidad desde la creatividad y la innovación. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la falta de capacidades técnicas es la responsable de que estas ideas no puedan materializarse en un modelo de negocios susceptible de generar rendimientos económicos o que estás superen su primer año de vida.

La creatividad es la responsable de que los emprendedores conciban una idea antes inexistente que satisfaga un deseo y/o una necesidad de mercado. Sin embargo, ni hay mercado para todas las ideas ni estas por sí solas se convierten en un modelo de negocio. Además, la falta de formación en administración y dirección de empresas es la responsable de que la mayoría de las empresas no sobrevivan a su primer año de vida  – la esperanza de vida se sitúa entre los 5 y 15 años y sólo el 33% de las empresas familiares pasan a la segunda generación.

Para evitar lo anterior, el emprendedor no sólo conoce técnicas de investigación de mercados y búsqueda de nuevas oportunidades de negocio, también conoce aquellas áreas de conocimiento que garantizan la supervivencia empresarial, a saber:

→ Búsqueda de nuevas oportunidades: Junto a la creatividad para generar nuevas ideas, el emprendedor se encuentra continuamente buscando nuevas oportunidades de negocio; búsqueda que exige conocer técnicas de análisis e investigación de mercados.

→ Análisis de viabilidad: Todos los deseos y necesidades no son viables o carecen de un mercado que las haga rentable. Por otro lado, como en cualquier proyecto de inversión – una empresa es un proyecto de inversión – el emprendedor debe analizar el binomio rentabilidad-riesgo.

La puesta en marcha de una empresa requiere de una inversión inicial que no sólo tiene que ser recuperada, sino que además debe generar una rentabilidad.

→ Marketing: Conocida la existencia de deseos y necesidades, el emprendedor es capaz de diseñar un plan de marketing que canalice la demanda. Además, el diseño del plan de marketing no sólo actuará como hoja de ruta para la consecución de objetivos, sino que además facilitará el análisis de desviaciones y la existencia de oportunidades, amenazas, fortalezas y debilidades (DAFO)

→ Gestión Contable, fiscal y laboral: La contabilidad permite el control financiero de la empresa, gracias al análisis contable el emprendedor es capaz de conocer la rentabilidad y solvencia de la empresa. Además, en tanto que debe rendir cuenta al disco y es generador de empleo, debe tener conocimientos sobre fiscalidad y gestión laboral.

En definitiva, emprender es una actitud que se materializa con la formación.

 

Pedro Biedma Jurado

Social Media Strategist

Formación | Cuando los empleados hablan de la empresa en las redes sociales

formación redes socialesEl Community Manager no es el único miembro de la empresa presente en las redes sociales. Con frecuencia, directivos y empleados comparten contenidos en las redes sociales… Contenidos con capacidad de influenciar a su entorno más cercano y por ende afectar a la reputación de la organización.

Aunque la formación en gestión de redes sociales del Social Media Manager o Social Media Strategist de la empresa debe ser conducente a la adquisición de competencias profesionales claves para el desempeño de su actividad, la formación del resto de miembros de la organización en gestión de redes sociales no sólo reforzará la imagen de la empresa en la red sino que además evitará que esta sufra alguna crisis de reputación.

A modo de ejemplos:

 Hace unos años un grupo de empleadas de una conocida cadena de supermercados grabaron un vídeo – que subieron a Youtube – parodiando el ‘Baile el chiki chiki’ en las instalaciones de la empresa. Aunque el hecho fue bien intencionado – “Lo hicimos de buena fe”, “es publicidad buena” – la empresa decidió suspender de empleo y sueldo a los protagonistas del vídeo… Este grupo de empleadas desconocían las normas sobre el uso de las instalaciones del centro así como la influencia de las redes sociales y su capacidad para viralizar contenidos.

→ Hace unos meses, vía Twitter, el presidente de una conocida empresa de refrescos de cola protagonizó una serie de episodios vía Twitter con los empleados de la empresa… Episodios – algunos de ellos como consecuencia de un ERE iniciado – que viralizó aún más este hecho que en poco o nada benefició a la imagen de la empresa en la red.

Dos ejemplos que se podrían haber evitado si las citadas empresas hubieran iniciado un programas de formación continua en gestión de redes sociales para con los miembros de la organización.

 

Pedro Biedma Jurado

Social Media Manager

Artículos relacionados

Facebook y Twitter se incorporan a la formación continua

Gestión de reputación online: ORM

La gestión del capital intelectual para generar ventajas competitivas

Cuando los empleados hablan de la empresa en las redes sociales

El engagement también es para la formación continua

EL ENGAGEMENT TAMBIÉN ES PARA LA FORMACIÓN CONTINUAJunto a la calidad de los contenidos y su adaptación pedagógica, uno de los factores a tener en cuenta en el diseño de una acción formativa  es la generación de engagement; es decir, generar un sentimiento de compromiso del alumno para con el curso eLearning que realiza.

Enmarcado en el ‘Work Engagement para la mejora de la productividad empresarial a través del compromiso organizacional, el engagement en formación continua hace referencia al diseño de acciones formativas que mantengan motivado al alumno a lo largo de todo el período formativo; de esta forma no solo garantizamos la adquisición de conocimientos por parte del alumno sino que además reducimos la tasa de deserción o abandono de la acción formativa.

Para lo anterior, el tutor deberá adoptar el rol de ‘mentoring’; conducente al desarrollo profesional del alumno a lo largo de la acción formativa que realiza.

En tanto que ‘mentoring podría traducirse como una transferencia de conocimientos a través de consejos, orientación y formación, el diseño de cursos de formación continua deben atender a una óptica dual, a saber, debe combinar teoría con un proyecto práctico que el alumno pueda desarrollar de forma progresiva durante el período formativo del curso. De esta forma, el tutor no solo actuará como facilitador de contenidos formativos o resolviendo dudas sino que además podrá orientar al alumno, aconsejar y compartir experiencias durante el desarrollo del ejercicio práctico del curso.

Los beneficios derivados del diseño de este tipo de acciones de formación continua no solo derivan en la calidad de los conocimientos adquiridos por el alumno, sino que además se traduce en un aumento de la productividad empresarial, motivación, compromiso e implicación para con la empresa del alumno.

 

Pedro Biedma Jurado

Social Media Manager

Artículos relacionados

La gestión del capital intelectual para generar ventajas competitivas

Fomentar formación y cultura intraemprededora para gestionar el talento

El checklist de un Plan de Formación Continua eLearning

Engagement en formación continua

 

La gestión del capital intelectual para generar ventajas competitivas

Formación ContinuaA través de la experiencia, innovación, formación… las empresas no solo aprenden sino que además aumentan su capital intelectual; convirtiéndose en empresas más competitivas.

El aumento de las ventajas competitivas a través del enriquecimiento del capital intelectual es fruto de la puesta en práctica de políticas capaces de canalizar los conocimientos adquiridos por los miembros de la empresa (capital humano) hacia el resto de la organización (capital estructural)

El desarrollo de políticas conducentes al aumento sostenible de las ventajas competitivas de la organización a través del aumento del capital intelectual es deseable por la mayoría de las organizaciones. Acciones  estrechamente relacionadas con la gestión del talento y la formación continua que requieren de la combinación de políticas de formación con políticas de retención del capital humano.

Formación continua como fortaleza empresarial

La ausencia – debido a la aversión a la fuga del talento de la empresa – de políticas de retención del capital humano o talento de la empresa es la responsable de que muchas empresas no emprendan acciones de formación continua; y por ende sean incapaces de generar nuevas fortalezas y ventajas competitivas.

En cuanto al diseño de itinerarios formativos y planificación de cursos de formación continua, resulta imprescindibles que la formación adquirida sea trasladable al resto de la organización. De esta forma el capital humano (que pertenece a la persona que ha sido formada) pasará a formar parte del know how de la empresa a través de la puesta en práctica de nuevos procedimientos, desarrollo de nuevas líneas de negocio, resolución de incidencias… -

 

Pedro Biedma Jurado

Social Media Manager

 

 ¿Cómo valoras la gestión del capital intelectual de las empresas españolas?

Artículos relacionados:

Fomentar la formación y cultura intraemprendedora para gestionar el talento

La optimización de la matriz DAFO

Fomentar formación y cultura intraemprededora para gestionar el talento

Formación Talento Emprendedor InternoPara la mejora de la competitividad empresarial, actualización de competencias profesionales o facilitar el acceso al empleo son algunos de los beneficios derivados de la mejora de las cualificaciones profesionales. Sin embargo, pocas veces se habla de la formación continua como un medio para la gestión del talento.

No gestionar el talento o favorecer la mejora de las cualificaciones profesionales podría derivar en una fuga del conocimiento y talento de la empresa; fuga que obligaría a la empresa a iniciar un nuevo proceso de selección de personal e incurrir en costes de reposición (Costes de reclutamiento, formación del nuevo profesional, período de adaptación cultural… Para evitar lo anterior, la formación continua y mejora de las cualificaciones profesionales se postula como una de las principales herramientas para gestionar y retener el talento en el seno de la organización.

Aquellos perfiles profesionales que buscan su desarrollo profesional en el seno de la empresa necesitan de una actualización constante de conocimientos – así como la adquisición de otros nuevos – conducentes a la obtención de nuevos logros profesionales.

Los citados retos y logros profesionales no solo deriva en el crecimiento y desarrollo profesional del talento, también conlleva a una mejora de los procesos existentes, desarrollo y crecimiento empresarial. Por ejemplo, este tipo de perfiles profesionales – con frecuencia asociado al perfil del intraemprendedor o emprededor interno – suelen detectar nuevos nichos de mercado y desarrollar nuevas líneas de negocio.

Finalmente, en palabras de Krista Walochik los intraemprededores “tienen capacidad para optimizar internamente la calidad del talento que poseen, y desarrollan la innovación desde el conocimiento del negocio

Pedro Biedma Jurado

Social Media Manager

Artículos de interés

Los emprendedores internos revolucionan las empresas

Especialización y formación continua para conservar el empleo

¿Qué otras medidas tomarías para gestionar el talento de la empresa?