El cambio de rol del teletutor en e-Learning

El rol que desarrolla el Teletutor en la modalidad E-learning difiere significativamente del papel desempeñado por el docente en la tradicional modalidad presencial.

El profesor ha pasado de ser un transmisor de conocimientos para convertirse en el mediador y facilitador del proceso de enseñanza-aprendizaje, de cuyo engranaje es ahora el alumno la pieza clave.

Este cambio de modelo metodológico no viene condicionado únicamente por la incorporación de las nuevas tecnologías al proceso de enseñanza-aprendizaje, sino que su uso requiere de un nuevo y específico diseño de la acción formativa, incluyendo la selección de los contenidos,  la elección de la metodología, el sistema de evaluación…

Los métodos de enseñanza tradicionales deben aplicarse únicamente a la modalidad para la que fueron ideados, y donde demuestran claramente su utilidad. El E-learning demanda nuevas formas de actuación que conduzcan a la construcción del conocimiento a través del trabajo colaborativo del grupo.  El alumno, desde esta perspectiva, asume el papel protagonista en la adquisición de su propio aprendizaje, contribuyendo igualmente en el aprendizaje del resto del grupo.

Esto, no obstante, no significa que el docente/tutor pierda su influencia en el éxito de la acción formativa, y que su actuación sea de menor relevancia en E-learning. Quizá hasta podría afirmarse lo contrario. Lo que sí requiere es un abandono de la función de transmisor del aprendizaje, a favor de un refuerzo de las labores del tutor como diseñador, guía y facilitador del aprendizaje.

De forma general, los nuevos roles requeridos al Teletutor frente al docente tradicional pueden sintetizarse en cuatro categorías:

  • Rol social, con el objetivo de crear un ambiente adecuado para el aprendizaje, fomentando la colaboración y el trabajo grupal entre todos los participantes de la acción formativa.
  • Rol técnico, sirviendo como asesor y orientador respecto a las cuestiones técnicas y tecnológicas del entorno virtual de aprendizaje.
  • Rol diseñador/autor, ideando el diseño de la acción formativa, además de crear y elaborar los contenidos y recursos necesarios para la facilitación del aprendizaje.
  • Rol orientador/facilitador, actuando como guía, orientador y supervisor de la acción del alumno encaminada a la consecución de los objetivos de aprendizaje propuestos.

El éxito de cualquier innovación en el ámbito educativo-formativo depende en gran medida de la actuación del docente/tutor, que debe poder desarrollar las funciones y tareas necesarias para el éxito de la acción formativa, en función de la modalidad elegida para la misma, por lo que el Teletutor debe estar adecuadamente formado para ocupar el papel que le corresponde.

 

María Ángeles Zurita Báez

Psicóloga de recursos humanos y especialista en Teleformación


Be Sociable, Share!
Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Haz un comentario

You must be logged in to post a comment.