5 claves para elaborar un plan de empleo

El regreso de las vacaciones es sinónimo de retomar la búsqueda de empleo; tanto por quienes se encuentran en situación de desempleo como por quienes desean cambiar de puesto de trabajo.

Esto se debe a que durante la época estival las empresas suelen tener más tiempo para el diseño de evaluaciones y toma de decisiones sobre la ampliación de nuevas áreas o unidades de negocio… Por ese motivo, en septiembre los departamentos de recursos humanos (RRHH) suelen iniciar procesos de selección de personal.

Si bien es cierto que “a mayor formación menor tasa de desempleo”, también es cierto que la búsqueda de un nuevo empleo debe abordarse como un trabajo en sí mismo para el que habrá que diseñar un “plan estratégico para la búsqueda de empleo

En cuanto a los elementos que debe contemplar un plan estratégico para la búsqueda de empleo:

1. Análisis del mercado laboral: Antes de abordar el mercado laboral hay que conocerlo, tanto desde un punto de vista de la coyuntura económica como desde las empresas a las que queremos optar.

En relación a esto último, el análisis de aquellas empresas a las que queremos optar nos permitirá conocer tanto sus necesidades de personal como cultura organizativa o potencial para la creación de nuevas áreas o unidades de negocios. Información que será de gran utilidad a la hora de postular una candidatura.

2. Análisis de competencias profesionales: De poco o nada serviría conocer las necesidades de personal de una empresa si no disponemos de un perfil que se adapte a lo exigido por estas empresas.

Para evitar perder oportunidades, presentando candidaturas a ofertas de trabajo que no se adaptan a nuestro perfil, debemos realizar un análisis de nuestras competencias profesionales y que tendrá como objetivo el análisis de nuestras fortalezas y debilidades para con el puesto de trabajo ofertado.

Con independencia de la técnica utilizada para el análisis de competencias profesionales, debemos comprobar que tanto nuestra formación como experiencia laboral se adaptan a las exigencias del puesto ofertado.

En caso contrario lo recomendable será el diseño de un itinerario formativo que nos permita alcanzar los requisitos exigidos. [Ver post: De quien dices que eres a quien realmente eres: El currículum]

3. Fijación de objetivos y metas: Recuerda que todo plan debe tener un objetivo claro y bien definido. Esto significa que nuestro objetivo debe incluir el puesto al que aspiramos así como aquellas metas que, una vez superadas, nos acerquen a nuestro objetivo.

4. Plan de acción: Conocidas nuestras metas así como nuestras limitaciones, llega el momento de emprender aquellas acciones que nos acerquen a nuestro objetivo final.

Estas acciones podrán ser de carácter formativo, en el caso de no disponer de la formación exigible para el puesto de trabajo al que se aspira así como aquellas encaminadas a poner de relieve nuestras competencias profesionales y “llamar la atención” del posible reclutador o seleccionador de recursos humanos (RRHH)

5. Feedback: En tanto en cuanto no debemos olvidar nuestro objetivo final, debemos revisar de forma periódica las metas planteadas y el resultado de las acciones emprendidas

 

Pedro Biedma

Social Media Manager

Be Sociable, Share!
Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Haz un comentario

You must be logged in to post a comment.