La guía del tutor-formador en teleformación

La guía del tutor-formadorJunto a los requisitos técnicos del campus virtual, los contenidos multimedia y guía del alumno, el ANEXO II de la Orden ESS/1897/2013, de 10 de octubre que regula “la impartición de la formación referida a los certificados de profesionalidad en la modalidad de teleformación” se definen los requisitos que deberán tener las guías del tutor-formador.

De forma similar a como sucediera con la guía del alumno, la guía del tutor-formador es un documento que recoge toda la información necesaria para que el teletutor pueda desarrollar su labor docente: Programación didáctica, criterios de evaluación, tutorías, gestión de altas y bajas de alumnos…

En cuanto a los requisitos que debe cumplir la guía del tutor-formador, según estable la Orden ESS/1897/2013, de 10 de octubre en el punto 4 del ANEXO II, deberá incluir información necesaria para el correcto desarrollo de la labor docente así como información relativa a la gestión y administración de la acción formativa, a saber:

→ Programación didáctica: Deberá ser por cada módulo/unidad formativa e incluir información relativa a los objetivos o competencias profesionales adquiridas por los alumnos así como las acciones que se desarrollarán para alcanzar dichos objetivos según lo establecido en los anexos IV y V de la propia Orden ESS/1897/2013, de 10 de octubre [Post relacionado: El proyecto formativo]

→ Planificación y procedimiento de evaluación: Junto a la redacción de un acta de evaluación, de acuerdo al modelo que la Orden ESS/1897/2013 adjunta en su anexo VII, la propia Orden contempla en sus artículos 16.b y 16.e la naturaleza de las actividades evaluables que deberán “llevarse a cabo […] a través de la plataforma virtual, indicando las herramientas que se utilizarán para su realización”

En relación a la prueba de evaluación final, que deberá ser de carácter teórico práctico (Art. 18), a Orden ESS/1897/2013 contempla que esta deberá contemplar la valoración de los ejercicios que se realicen durante el curso, participación del alumno (A través tanto de herramientas asincrónicas como sincrónicas) así como el aprovechamiento que, el alumno, haga de las tutorías del curso (Art. 11)

Finalmente, la guía del tutor-formador deberá recoger los criterios de evaluación

→ Funcionamiento del sistema tutorial y seguimiento del aprendizaje: La guía del tutor-formador no sólo deberá contemplar las vías de contacto y calendario de tutorías, sino que además deberá contemplar un espacio para el “registro, análisis e incentivación del grado de participación del alumnado”

→ Gestión y administración de la acción formativa: Finalmente, la guía del tutor-formador deberá contemplar los procesos de gestión y administración de la acción formativa, es decir, altas y bajas de alumnos, incidencias, formación de grupos y seguimiento del módulo de formación práctica en centros de trabajo.

 

Pedro Biedma Jurado

Social Media Manager

Be Sociable, Share!
Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Haz un comentario

You must be logged in to post a comment.