Lo que todo tutor de Formación Continua debería saber sobre sus alumnos

formación continua en adultosUnos buenos materiales didácticos y un profesor experto en una determinada materia no son suficientes para que una acción de formación continua se desarrolle con éxito. Junto a la necesidad de conciliar formación, trabajo y familia, el proceso de enseñanza en adultos exige a los tutores/docentes conocimientos en la mejor forma de facilitar el aprendizaje.

El éxito de este tipo de acciones formativas no radica tanto en la superación de “test” y ejercicios tipos, sino en el aprendizaje y adopción de competencias profesionales que el alumno deberá demostrar a lo largo del curso de formación continua. Por ese motivo, los tutores de cursos de formación continua deberán conocer tanto las necesidades formativas del alumno como la naturaleza de las tareas que desarrolla en su actual puesto de trabajo y aquellas tareas que podría desarrollar una vez adquiridos los conocimientos del curso de formación continua que se imparte.

De esta forma, el tutor de este tipo de cursos no sólo contará con ejercicios donde evaluar la calidad y nivel de los conocimientos adquiridos por el alumno, sino que además el alumno será capaz de ver progresivamente la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos. Además, el diseño de actividades ad hoc para cursos de formación continua mantendrá motivado el alumno y le permitirá combinar tanto su experiencia profesional como los nuevos conocimientos aprendidos para resolver nuevas situaciones.

Por otro lado, los tutores de este tipo de cursos de formación deben ser conscientes que los alumnos de cursos de formación continua deben conciliar formación, empleo y familia. Handicap flexibilizando la carga de trabajo del alumno y haciéndole responsable del cómo, cuánto y cuándo.

De forma resumida, el tutor de cursos de formación continua deberá saber enseñar teniendo en cuenta la experiencia y conocimientos adquiridos previamente por los alumnos, mantenerlos motivados durante todo el proceso de enseñanza y diseñar programas formativos que permitan conciliar formación, trabajo y familia, a saber:

 Fijar objetivos reales y de aplicación práctica para cada una de las actividades propuestas

→ Conocer las necesidades formativas del alumno, sus objetivos de aprendizaje y experiencia pasada en el diseño de los ejercicios y actividades

 Mantener una relación cercana y continua con el alumno a través de herramientas de comunicación sincrónicas y asincrónicas

 Otorgar al alumno la capacidad de decidir el cómo, cuánto y cuando

 

Pedro Biedma Jurado

Social Media Manager

 

Artículos de interés:

• Cómo elaborar un Plan de Formación Continua

• Cómo realizar una auditoría de necesidades formativas

Be Sociable, Share!
Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Haz un comentario

You must be logged in to post a comment.