eLearning más allá de la tecnología: Alumnos y teletutores

Formación eLearningHablar de las ventajas de la teleformación o eLearning es hacerlo de libertad horaria y de la reducción de costes de desplazamiento del alumno hacia el centro de estudios gracias a la integración de Internet en el proceso formativo.

Sin embargo, el mero uso de Internet o existencia de un Campus Virtual ni es sinónimo de eLearning ni garante de aprendizaje por parte del alumno. Internet, Campus Virtuales, Redes Sociales… Deben ser facilitadores de contenidos formativos que serán convertidos en conocimiento aplicado.

Un conocimiento aplicado que, en el caso de la formación continua, debe ir más allá de las necesidades formativas del alumno, debe ofrecer una doble respuesta, a saber:

→ Realidad de la empresa: Desde un punto de vista empresarial, el objetivo de la formación continua es la mejora de procesos y resolución de problemas a través de la gestión del conocimiento. Conocimiento aplicado que redundará en una mejora de la productividad y competitividad empresarial.

→  Realidad del alumno: Desde un punto de vista del alumno, la formación continua no es ni “ampliación” curricular ni adquisición de nuevos conocimientos. La formación continua, desde un punto de vista del alumno/empleado es sinónimo de desarrollo profesional. Necesidad inherente al propio ser humano, recientemente la consultora de selección de mandos intermedios y directivos Robert Walters (“Employee Insight Survey 2013 afirmaba que “el 49% de los trabajadores renunciaría a su empleo por falta de desarrollo profesional

Sea como fuere, tanto alumnos-empleados como empresas-empresarios, encuentran en la formación continua eLearning un aliado para satisfacer sendas necesidades: La mejora de la productividad a través de la gestión del conocimiento.

Para lo anterior, en formación continua eLearning o mediante teleformación, junto al uso de la tecnología, la implicación de otros agentes juegan un papel trascendental, a saber:

→ El teletutor: Junto a la corrección de ejercicios, exámenes y la valoración del ritmo de estudios del alumno, el teletutor debe acompañar al alumno durante todo el proceso de enseñanza aprendizaje. No solo resolviendo aquellas dudas que el alumno pudiera plantear, sino además orientando al proceso formativo hacia la consecución de los objetivos de la empresa/alumno.

→ Los alumnos: A veces se tiene la falsa creencia de que formación eLearning puede provocar cierto sentimiento de soledad en el alumno. Sin embargo, en plena era de los Social Media, foros y blogs, el uso de la tecnología no puede provocar en los alumnos este tipo de sentimientos… todo lo contrario. De hecho, la formación eLearning debe fomentar el trabajo en grupo, ya sea a través de wikis integradas en el propio campus virtual como a través de foros o redes sociales (Social Learning). Relaciones que facilitan el trabajo colaborativo y la generación de conocimiento; Además, los Campus Virtual permiten diseñar foros que incluyan un espacio de ocio que fomente la cohesión del grupo de estudio.

Pedro Biedma Jurado

Social Media Manager

Sin título

Post relacionados:

El teletutor como factor clave del éxito en eLearning

La guía del tutor-formador en teleformación

Tres errores a evitar en teleformación

El reto del profesor del S.XXI

Be Sociable, Share!
Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Haz un comentario

You must be logged in to post a comment.