Creatividad para emprender, formación para sobrevivir

Creatividad para emprender, formación para sobrevivirEmprender es una actitud y una forma de comprender la realidad desde la creatividad y la innovación. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la falta de capacidades técnicas es la responsable de que estas ideas no puedan materializarse en un modelo de negocios susceptible de generar rendimientos económicos o que estás superen su primer año de vida.

La creatividad es la responsable de que los emprendedores conciban una idea antes inexistente que satisfaga un deseo y/o una necesidad de mercado. Sin embargo, ni hay mercado para todas las ideas ni estas por sí solas se convierten en un modelo de negocio. Además, la falta de formación en administración y dirección de empresas es la responsable de que la mayoría de las empresas no sobrevivan a su primer año de vida  – la esperanza de vida se sitúa entre los 5 y 15 años y sólo el 33% de las empresas familiares pasan a la segunda generación.

Para evitar lo anterior, el emprendedor no sólo conoce técnicas de investigación de mercados y búsqueda de nuevas oportunidades de negocio, también conoce aquellas áreas de conocimiento que garantizan la supervivencia empresarial, a saber:

→ Búsqueda de nuevas oportunidades: Junto a la creatividad para generar nuevas ideas, el emprendedor se encuentra continuamente buscando nuevas oportunidades de negocio; búsqueda que exige conocer técnicas de análisis e investigación de mercados.

→ Análisis de viabilidad: Todos los deseos y necesidades no son viables o carecen de un mercado que las haga rentable. Por otro lado, como en cualquier proyecto de inversión – una empresa es un proyecto de inversión – el emprendedor debe analizar el binomio rentabilidad-riesgo.

La puesta en marcha de una empresa requiere de una inversión inicial que no sólo tiene que ser recuperada, sino que además debe generar una rentabilidad.

→ Marketing: Conocida la existencia de deseos y necesidades, el emprendedor es capaz de diseñar un plan de marketing que canalice la demanda. Además, el diseño del plan de marketing no sólo actuará como hoja de ruta para la consecución de objetivos, sino que además facilitará el análisis de desviaciones y la existencia de oportunidades, amenazas, fortalezas y debilidades (DAFO)

→ Gestión Contable, fiscal y laboral: La contabilidad permite el control financiero de la empresa, gracias al análisis contable el emprendedor es capaz de conocer la rentabilidad y solvencia de la empresa. Además, en tanto que debe rendir cuenta al disco y es generador de empleo, debe tener conocimientos sobre fiscalidad y gestión laboral.

En definitiva, emprender es una actitud que se materializa con la formación.

 

Pedro Biedma Jurado

Social Media Strategist

Be Sociable, Share!
Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Haz un comentario

You must be logged in to post a comment.