Subvenciones para el desarrollo de programas de formación

Es cierto que a mayor formación mayor empleo, por ese motivo en tiempos de crisis y desempleo las políticas tanto de capacitación como recualificación profesional son clave para la mejora de la empleabilidad y la reducción de la tasa de desempleo.

En relación a lo anterior, desde el Departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, se ha convocado “subvenciones a entidades aragonesas para el desarrollo de programas de cualificación profesional inicial” (Orden de 27 de junio de 2013) que tengan como objetivo:

 El desarrollo de competencias profesionales, de nivel 1, de la estructura del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales (ICNUAL)

 La mejora de la empleabilidad e inserción sociolaboral

 La ampliación de competencias profesionales para proseguir estudios en las diferentes enseñanzas

 

En concreto, y como detalla el artículo primero de Orden de 27 de junio de 2013, se convocan subvenciones, en régimen de concurrencia competitiva, para el desarrollo de programas de cualificación profesional inicial (PCPI) en la modalidad de talleres profesionales para el empleo y que podrán ser impartidos por:

 Las provincias

 Las comarcas

 La entidad metropolitana de Zaragoza

 Las mancomunidades de villa y tierra

 Las entidades locales menores

 (Artículo 2 de la Ley 7/1999, de 9 de abril, de Administración Local de Aragón)

 

Finalmente, y en cuanto a la dotación económica para la realización de este tipo de talleres, serán 400.000 euros a repartir en un máximo de 20 talleres de formación profesional; 20.000 euros para cada programa de cualificación profesional inicial.

 

Pedro Biedma

Social Media Manager

6 elementos imprescindibles en un curso eLearning

Por su versatilidad y adaptabilidad, la teleformación o eLearning es una de las modalidades de formación más utilizadas para iniciar cursos de especialización profesional o actualizar / reciclar competencias profesionales.

Sin embargo, con frecuencia se confunde teleformación con la utilización de Internet para la mera transmisión de documentos de texto o  vídeo tutoriales… una práctica que no sólo merma las ventajas de la teleformación, sino que también podría hacer de la acción formativa un proceso estéril que no cumpliera con el objetivo deseado: La actualización de conocimientos para el desarrollo de nuevas competencias profesionales.

eLearning no es una colección de contenidos didácticos en un campus virtual, es una metodología de formación que implica el diseño y desarrollo de una estrategia orientada al alumno.

El desarrollo de este tipo de estrategias en teleformación, que se formaliza en la guía didáctica, debe contemplar al menos los siguientes elementos:

→ Guía didáctica: Deberá ser un documento accesible y vigente durante todo el proceso formativo que oriente al alumno sobre el itinerario formativo propuesto, criterios de evaluación así como las competencias profesionales que el alumno adquirirá finalizado el curso

→ Tutores y dinamizadores: Deberán acompañar al alumno a lo largo de todo el proceso formativo, ya sea resolviendo aquellas dudas que el alumno pudiera tener como motivando al alumno al desarrollo del curso en los plazos previstos.

→ Administrador: Es el responsable del correcto funcionamiento del Campus Virtual y, por lo tanto deberá velar por el buen funcionamiento de la plataforma.

→ Material didáctico: Está formado por documentos PDF, presentaciones, vídeos, notas, enlaces… y deberán forman un conjunto coherente, ordenado y lógico que permita al alumno el estudio de los bloques formativos o unidades didácticas de las que se compone el curso

→ Ejercicios: Tanto ejercicios parciales como una prueba de evaluación final, este conjunto de ejercicios debe permitir valorar las competencias profesionales adquiridas por el alumno. Además, los ejercicios de evaluación continua, que deben seguir un esquema constructivo, deberán permitir al alumno orientar al alumno sobre la calidad y consistencia de los conocimientos adquiridos

→ Foros y chats: Las herramientas de comunicación, tanto sincrónica como asincrónica, permiten al alumno relacionarse con otros alumnos, sociabilizar lo aprendido y aplicarlo a situaciones propuestas. Además, este tipo de herramientas, que también requieren de la participación de tutores y dinamizadores, deben actuar como canal informativo, espacios para la resolución de dudas y el desarrollo de relaciones sociales a través de foros dedicados a otras temáticas de carácter informal

 

Pedro Biedma

Social Media Manager

En verano: Ocio y formación

En verano: Ocio y formaciónEl verano es sinónimo de ocio, turismo y relax; pero también es cierto que tanto empresas como profesionales deciden emprender acciones de recualificación profesional y, por otro lado, quienes se encuentran en situación de desempleo suelen aprovechar el estío para mejorar sus opciones de acceso al mercado laboral a través de la formación para el empleo; Según el último estudio de ASEMPLEO, la probabilidad que tienen los desempleados cualificados de encontrar un empleo es mayor (13.3%) que la probabilidad de encontrar trabajo por parte de los desempleados sin formación (7.1%)

Sin embargo, ocio y diversión no son opciones antagónicas y, lejos de lo que pudiera parecer, la aplicación de diversas técnicas de estudio así como el uso de una modalidad de formación que sea capaz de adaptarse a circunstancias personales, serán claves para el desarrollo de este tipo de cursos.

En cuanto a la utilización de técnicas de estudios para la formación durante esta época del año, el primer paso será la confección del horario de estudio. Su función no sólo será la de distribuir el tiempo de estudio sino que, además, deberá incorporar tiempos para la diversión y realización de actividades propias de esta época del año. De esta forma se evita una merma tanto en el rendimiento como motivación del alumno para finalizar el curso.

El siguiente paso será la fijación de objetivos, que deberán ser reales y accesibles; además, deberán ser objetivos a muy corto plazo para que el alumno pueda superarlos sin la necesidad de sacrificar el tiempo programado a la dedicación de otras actividades.

En cuanto a la modalidad de formación, el eLearning o teleformación permite la realización de acciones formativas multidispositivo, es decir, el estudio y realización de ejercicios se puede realizar a través de ordenadores, Tablet o Smartphone indistintamente. Además, en la formación eLearning, el alumno es quien decide el cómo y cuándo. El alumno será quien decida el tiempo dedicado al estudio. Por ese motivo la formación mediante teleformación es la modalidad formativa que mejor concilia formación, movilidad y ocio.

 

Pedro Biedma

Social Media Manager

La plataforma virtual como escenario de aprendizaje y trabajo colaborativo

Se entiende por plataforma virtual aquel entorno virtual de enseñanza-aprendizaje diseñado para permitir la distribución de contenidos educativos en formato digital, facilitar la comunicación pedagógica entre los diferentes participantes y servir como espacio de trabajo colaborativo entre docentes, alumnos y expertos o profesionales del sector.

Estas plataformas de teleformación son herramientas informáticas cuyas características específicas las identifican:

 Son herramientas diseñadas específicamente para el ámbito educativo.

 Integran diferentes aplicaciones de Internet.

 No requieren un software ni un hardware específico por parte del usuario, pudiendo accederse de forma rápida y fácil desde cualquier navegador.

 Presentan un interfaz web, facilitando la accesibilidad.

Sus funciones principales son: posibilitar la información y distribución de contenidos, facilitar la comunicación entre los participantes y ofrecer los instrumentos necesarios para la gestión y administración de la acción formativa.

En definitiva, la plataforma pretende integrar los componentes necesarios para el desarrollo de acciones formativas a distancia soportadas en la red, de una forma cómoda y fiable.

A la hora de seleccionar o crear una plataforma virtual debe contemplarse una serie de elementos básicos imprescindibles, que pueden dividirse en aspectos educativos/didácticos o aspectos técnicos.

Aspectos técnicos

 Debe poseer diferentes tipos de módulos, que permitan realizar actividades y funciones diferentes, de forma que se satisfagan las necesidades de las tres figuras que coexisten en una acción teleformativa: alumno, tutor y gestor del sistema. Es necesario, por tanto, que existan diferentes módulos con diferentes posibilidades y permisos.

 En caso de que el alumno requiera de algunos programas informáticos adicionales para visionar algunos elementos, descomprimir ficheros u otro tipo de actividades, el entorno virtual debe incluir un lugar donde al alumno se le facilite la obtención de los mismos.

 Es necesario que la plataforma disponga de una buena interfaz gráfica que le permita al usuario un intuitivo manejo. Debe permitir además la distribución de la información en formato multimedia, a través de diferentes códigos y sistemas simbólicos.

Aspectos educativos/didácticos

 Es imprescindible contar con un módulo de comunicación, que permita a los diferentes participantes mantener una comunicación sincrónica y asincrónica. Para ello deben existir diferentes herramientas, como el correo electrónico, el chat, el foro, la pizarra compartida, etc. Deben facilitarse además diferentes flujos en la comunicación, de forma que se posibilite tanto una comunicación individual entre los participantes, como en pequeños grupos, como del tutor a todos los alumnos.

→ Esencial es también la existencia de un módulo que posibilite el seguimiento de los alumnos, de forma que el tutor pueda en cualquier momento obtener información sobre la evolución del alumno, el recorrido realizado sobre los contenidos, la cantidad y resultado de las pruebas de evaluación realizadas, intervenciones en los chats o foros… Aunque esta información debe manejarse con cautela, es incuestionable que permite la adopción de decisiones con el objetivo de corregir ciertos aspectos negativos que pudieran estar perjudicando la correcta marcha del curso.

 Debe incorporarse también un módulo que permita la realización de ejercicios de autoevaluación y heteroevaluación. Dicho módulo debe permitir la incorporación de diferentes tipos de pruebas (elección de respuesta múltiple, verdadero/falso…) y soportar diversos grados de dificultad de las mismas.

 Imprescindible, fundamentalmente para el gestor y administrador de la plataforma, es también un módulo de gestión y administración del alumno, que permita dar altas y bajas de alumnos, facilitar el acceso a determinados bloques de información, etc.

 El módulo de organización tiene una gran importancia para el correcto desarrollo de la acción formativa, con herramientas como el calendario, para establecer la temporalización de las diferentes unidades didácticas y variadas actividades educativas,  el tablón de anuncios, donde publicar comunicados, etc.

Existen diferentes herramientas en el mercado, con diferentes prestaciones y utilidades, algunas de distribución gratuita y otras de pago, La elección de la plataforma virtual, por tanto, dependerá de la valoración de los elementos comentados  en función de las necesidades reales de la acción formativa y del costo que el centro de formación esté dispuesto a asumir.

Formación para el empleo: Nuevos perfiles profesionales

A lo largo de diferentes informes y estudios ha quedado demostrada la relación que existe entre el nivel de formación y la creación de empleo, informes como el “Panorama de la educación, indicadores de la OCDE” o el último estudio del Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional, hablan tanto de las diferencias porcentuales de tasa de desempleo, según el nivel de formación, como de su evolución en el futuro, a saber:

 El número de empleo de poca cualificación se reducirá en 11.500.000 empleos

 El número de empleo de media cualificación se incrementará en 5.000.000 empleos

 El número de empleo de alta cualificación se incrementará en 14.000.000 empleos

Fuente: Los 3 perfiles del empleo en Europa