Los 3 perfiles del empleo en Europa

Recientemente, el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (CEDEFOP) ha hecho público un informe sobre las tendencias de empleo en Europa donde destaca el incremento futuro de ofertas de empleo para un determinado tipo de perfil y la drástica reducción para otros perfiles.

En concreto, según el CEDEFOP para 2020:

 El número de empleo de poca cualificación se reducirá en 11.500.000 empleos

 El número de empleo de medica cualificación se incrementará en 5.000.000 empleos

 El número de empleos de alta cualificación se incrementará en 14.000.000 empleos

Los datos anteriores muestran una perspectiva optimista para la creación de empleo en perfiles de media y alta cualificación profesional y, supone una advertencia para quienes ocupan puestos de poca cualificación profesional porque podrían perder su puesto de trabajo en los próximos años. Una pérdida de puestos de trabajo que afectará sobre todo a España, donde más de la mitad de los desempleados carecen de cualificación profesional.

Por ese motivo, y siguiendo las Directrices para las Políticas de Empleo (Decisión 2010/707/CE) con vistas a la situación del mercado laboral en 2020, se recomienda la recualificación profesional para el desarrollo de nuevas competencias profesionales así como la formación continua hacia las nuevas necesidades profesionales que, en los últimos años, han surgido en el mercado laboral.

En cuanto a los empleados que ocupan puestos de baja cualificación, actualmente en riesgo de perder su puesto de trabajo, se recomienda que migren su perfil profesional hacia perfiles profesionales de media cualificación, donde se prevé un crecimiento del número de ofertas de empleo.

 

Pedro Biedma

Social Media Manager

El perfil del teletutor

La figura del teletutor es una pieza imprescindible en los cursos diseñados para ser impartidos mediante teleformación o eLearning a través de un Learning Management System (LMS)

El teletutor es el responsable de aquellos alumnos, formen grupo o no, de un curso que ha sido diseñado para ser cursado mediante teleformación, es decir vía telemática.

Hablar de un curso a través de un Campus Virtual implica no sólo que la acción formativa tenga un diseño Ad Hoc sino que, también, el teletutor desempeñe unas funciones propias de este entorno de aprendizaje, estas funciones son:

• Funciones de Dinamización

• Funciones Técnicas

→ Funciones de Dinamización: Si bien es cierto que en una clasificación más exhaustiva podríamos hablar del perfil del dinamizador y tutor de forma separada, también lo es que el teletutor debe ser capaz de desempeñar las competencias profesionales del dinamizador, a saber:

• Orientación y seguimiento: El teletutor como dinamizador, debe ser capaz de orientar al alumno a lo largo de todo el proceso formativo, por lo que además de la guía didáctica deberá ser capaz de dar respuestas a aquellas alumnas planteadas por los alumnos y que pueden versar sobre el itinerario de estudio más correcto, criterios de evaluación o desarrollo de sus competencias profesionales una vez concluida la acción formativa.

Por este motivo, el dinamizador también deberá ser capaz de realizar un seguimiento individualizado del alumno, por lo que tendrá que dominar las herramientas para la teleformación como la descarga y análisis de informes o utilización del calendario

• Motivación: El dinamizador debe ser capaz de gestionar y dinamizar comunidades con la intención de mantener motivado al alumno durante todo el curso. Además, en relación a esto último, los cursos en teleformación o eLearning, a veces, generan un sentimiento de aislamiento por parte del alumno. Sentimiento que un dinamizador puede eliminar a través del uso de las herramientas de comunicación asincrónica y sincrónica de los entornos virtuales de aprendizaje.

Además, en la labor del teletutor como dinamizador, deberá ser capaz de orientar y motivar al alumno hacia el estudio de las distintas unidades didácticas, por lo que deberá conocer aquellas técnicas de estudios y estrategias de aprendizaje que mejor se adapten a cada circunstancia.

Finalmente, el teletutor deberá ser capaz de favorecer el conocimiento y aprendizaje. Para tal fin, el teletutor deberá favorecer el trabajo colaborativo a través del campus virtual, por lo que deberá dominar el uso de wikis, foros, Edublog, WebQuest

→ Funciones técnicas: Estas competencias profesionales van orientadas al conjunto de conocimientos que el teletutor deberá tener sobre el manejo del Campus Virtual, a saber:

• Diseño de ejercicios: No es suficiente con ser experto en un área de conocimiento, el teletutor debe ser capaz de diseñar ejercicios para la teleformación como cuestionarios, casos prácticos, preguntas cortas…

• Gestión de herramientas de comunicación: Se refieren tanto al uso como diseño e implantación en el campus de herramientas de comunicación asincrónicas y sincrónicas (foros, chats, videoconferencias, mensajería…)

• Creación y modificación de contenidos formativos: El teletutor deberá tener los conocimientos necesarios para la creación de módulos formativos, la subida de contenidos formativos así como la modificación y actualización de estos contenidos

En resumen, el perfil del teletutor va más allá de su área de conocimiento en tanto que requiere del manejo de las TIC y habilidades sociales para la gestión y dinamización de comunidades virtuales.

 

Pedro Biedma Jurado

Social Media Manager

El ciclo del aprendizaje de Kolb en e-Learning

En el marco de las teorías del aprendizaje, nos encontramos con el aprendizaje experimental y que fue definido por Alexander y Boud como “Es lo que los seres humanos hacen continuamente durante toda su vida” y que se materializa en un ciclo de aprendizaje denominado “El ciclo del aprendizaje de David Kolb

En relación con la formación e-Learning, el ciclo del aprendizaje de Kolb es aplicable a la teleformación para la formación continua en tanto que esta da respuesta a la recualificación profesional necesaria en todos los sectores profesionales.

Además, la formación continua está intrínsecamente relacionada con el constructivismo porque es la vía de acceso al desarrollo y crecimiento profesional a través de la experiencia y el aprendizaje de nuevos contenidos formativos relacionados con un determinado sector de actividad.

En este sentido, la teleformación para la formación continua permite el desarrollo del ciclo del aprendizaje de Kolb, quién a través de la experiencia y el conocimiento permite el desarrollo de nuevas habilidades y competencias profesionales.

Los elementos del ciclo de Kolb son:

→ Experimentar: Consiste en la realización de una tarea. A través de la teleformación, es posible compartir numerosos recursos didácticos que permitan al alumno verse inmerso en una tarea relacionada con su actividad profesional diaria como el uso de vídeos, WebQuest o Wikis.

→ Reflexionar: En esa fase del ciclo de Kolb, el alumno revisa las tareas realizadas y reflexiona sobre ellas. En esta fase del ciclo de Kolb la función del teletutor es indispensable porque será quien, a través Foros o Chats, modere y dinamice los grupos de discusión creados en el Campus Virtual.

→ Conceptualizar: Una vez más, a través del Campus Virtual, el teletutor dispone de herramientas para la teleformación de tipo sincrónica y asincrónica con las que ayudará al alumno a conceptualizar e interpretar las conclusiones de la fase de reflexión para, a posteriori, contextualizarlas en el entorno laboral del alumno

→ Aplicar: Es la última fase del ciclo de Kolb donde el alumno, con la ayuda del teletutor, deberá trasladar el conocimiento aprendido a las funciones que, a diario, desarrolla en su entorno de trabajo. A través del campus virtual, los alumnos pueden desarrollar casos prácticos donde aplicar los conocimientos aprendidos durante el proceso formativo.

 

Pedro Biedma

Social Media Manager

La acreditación de competencias se adapta a la teleformación

Certificado de Profesionalidad eLearningHace escasamente dos meses, asistíamos a la publicación del esperado Real Decreto 189/2013, de 15 de marzo donde se enriquecía la formación conducente a la obtención del Certificado de Profesionalidad con la teleformación o formación eLearning.

Así de claro queda redactado el nuevo art. 10 del Real Decreto donde se regulan los Certificados de Profesionalidad:

 “La formación referida a los certificados de profesionalidad podrá impartirse de forma presencial o mediante teleformación”

Una modificación que da respuesta a una demanda, que desde hace años, reclamaba el uso de las nuevas tecnologías como canal de formación en este tipo de cursos conducentes a la acreditación de competencias profesionales.

Con independencia de las mejoras en la experiencia del proceso de aprendizaje que implica la teleformación, los demandantes de este tipo de cursos han visto reducidas el número de barreras de acceso que, habitualmente, respondían a criterios geográficos y temporales, a saber:

→ Eliminación de barreras geográficas: La teleformación permite la formación sin la necesidad de desplazarse a un lugar concreto

→ Eliminación de barreras temporales: En la formación eLearning el alumno diseña su propio calendario de estudio

En resumen, la teleformación permite la personalización y adaptación de las acciones formativas.

Otra de las modificaciones de este Real Decreto, y que garantiza la calidad de los procesos formativos queda redactada en el nuevo art. 10.2 donde se exige:

 “…Necesariamente será complementada con asistencia tutorial”

Asistencia tutorial que responde a la figura del teletutor en teleformación, lo que exige la recualificación profesional de los profesionales de la enseñanza, recualificación profesional que responde tanto al uso de las nuevas tecnologías (LMS, Wikis, Foros…) como en la impartición de formación bajo esta modalidad, que responde a un nuevo concepto de proceso de aprendizaje.

Finalmente, esta nueva modalidad permitirá la capacitación profesional y mejora en las opciones de acceso al mercado laboral de quienes, por diversas circunstancias, no pueden acceder a la formación presencial

 

Pedro Biedma

Social Media Manager

España en el Top 20 de los emisores de spam

Recientemente, era presentado el informe de spam de Kasperky donde ha sido revelada la identidad de los países emisores de spam así como aquellos lugares de la red considerados como un “campo de cultivo” para la práctica de phising.

Para quienes se inician en el uso de Internet, gestión de redes sociales o el desarrollo de acciones de marketing digital, es importante recordar los conceptos spam y phising.

→ Spam: Se considera spam al correo electrónico recibido y no deseado. Por lo general contienen publicidad desde un remitente a quien no hemos facilitado nuestra dirección de correo electrónico. Este tipo de mail también es considerado como correo basura.

→ Phising: Delito informático que consiste en hacerse pasar por un sujeto conocido con la intención de robarle datos de carácter personal (Claves, número de una tarjeta de crédito, números de teléfono…) Normalmente el phisher (Quien comete el delito) utiliza el correo electrónico, sistemas de mensajería instantánea u otras plataformas.

Si bien es cierta que ambas prácticas son consideradas una modalidad de estafa, lo cierto es que de ambas estafas, el spam está mucho más extendido que el phising, lo que no quiere decir que no se deban tomar medidas para protegerse de ambos, medidas que pasan por la formación y la prevención.

En el caso del spam, la más extendida de ambas, supone el 70.1%  del todo el correo basura que es emitido en la red, de los que por término medio el 4% suelen contener virus.

Este alto porcentaje, se debe en parte al desconocimiento de su práctica por quienes se inician en el uso de Internet para el desarrollo de sus acciones comerciales, como por ejemplo el diseño y envío de mailing informativo y newsletter a bases de datos diseñadas sin el consentimiento explícito de quienes forman parte de ella. Una falta de consentimiento que viola la Ley de Protección de Datos  (LOPD)

Pero el envío de spam o correo no deseado no sólo viola la Ley de Protección de Datos (LOPD) sino que, además:

 Viola la Ley de Protección de Datos (LOPD) por lo que se podrían emprender medidas legales contra las empresas emisoras de spam

 Daña la imagen de la empresa emisora de spam porque este tipo de correos es considerado como correo basura.

 El 4% de los archivos adjuntos en correos no deseados o spam contienen virus, lo que perjudica aún más la imagen y reputación de la empresa emisora.

 Supone una pérdida de tiempo porque estas bases de datos no responden a una demanda real por parte del receptor del correo electrónico, mermando los índices de efectividad de una campaña de mail marketing bien diseñada.

En el caso de España, según el informe de Kasperky, el 1% de todo el correo electrónico emitido es considerado spam, lo que deja a España en la 17º posición a nivel mundial en países emisores de spam. En cuanto a los países que lideran esta práctica, China y Estados Unidos se encuentran a la cabeza con una emisión de spam del 25.8% y 17.3% respectivamente.

Emisores de Spam 2012

En el caso del phising, si bien es cierto que solo supone el 0.006% mundial, es cierto que la popularización de las redes sociales ha supuesto un nuevo campo de cultivo para esta práctica. De hecho, según el informe de Kasperky las redes sociales son el escenario del 34.45% de todos los casos de phising detectados.

Phising en la red

Cifras como la anterior, vuelve a poner de manifiesto la creciente necesidad tanto de empresas como usuarios finales de formación en gestión de redes sociales y buenas prácticas a través de Internet

Formación, que en el caso de los usuarios finales debe ir encaminada a detectar casos de phising y spam y, en el caso de organizaciones al desarrollo de buenas prácticas en sus acciones de marketing en Internet y gestión de redes sociales

 

Pedro Biedma

Social Media Manager