Certificación de competencias

El 25 de agosto de 2009 el Ministerio de la Presidencia publicó en BOE el Real Decreto 1224/2009, de 17 de julio, de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral. En él se establece el procedimiento de Evaluación y Acreditación de las Competencias Profesionales, dirigido a reconocer, evaluar y acreditar las competencias profesionales adquiridas mediante la experiencia laboral y/o vías no formales de formación.

Para el buen desempeño de las diferentes actividades profesionales, los profesionales adquieren sus competencias profesionales a través de la formación que ofrecen el sistema educativo y el sistema laboral. Sin embargo, son muchos los trabajadores que han adquirido sus competencias profesionales en el propio puesto de trabajo, a través de la práctica, de la experiencia profesional y de vías no formales de formación. Son trabajadores con las competencias profesionales necesarias, pero sin acreditación oficial de las mismas.

Se establece que serán las diferentes Comunidades Autónomas las responsables de convocar y gestionar los diferentes procesos de evaluación y acreditación de competencias, reservándose la Administración Pública la capacidad para realizar convocatorias de carácter supraterritorial como medida excepcional.

El proceso de evaluación y acreditación de competencias profesionales se estructura en tres fases:

  • Asesoramiento: obligatorio para todos los candidatos. Si el asesor, en base a las evidencias presentadas por el aspirante, considera que éste tiene adquiridas las competencias profesionales, emitirá un informe positivo, recomendando el acceso del candidato a la fase de evaluación. Si, por el contrario, el informe el asesor es negativo, éste le indicará la formación necesaria que debe adquirir. Sin embargo, el informe no es vinculante, es decir, el aspirante puede decidir pasar a la fase de evaluación a a pesar de tener una valoración negativa por parte del asesor.
  • Evaluación: la evaluación se realizará en base a las unidades de competencia de las diferentes cualificaciones profesionales. El resultado de la evaluación se expresará en términos de unidad de competencia demostrada o no demostrada.
  • Acreditación: la Administración expedirá al candidato que demuestre ser competente en una unidad de competencia evaluada una acreditación parcial acumulable. Una vez tenga el candidato demostradas todas las unidades de competencia de un certificado de profesionalidad podrá solicitar su acreditación oficial.